jueves, 2 de junio de 2011

Memoria genética...

“Motion capture by itself is not an animation technique.”

Hoy en la mañana leí esta frase, que se refiere a la opinión de The Academy of Motion Picture Arts and Sciences acerca de las animaciones realizadas con el sistema MOCAP, haciendo alusión a que, aún cuando es una evolución de un procedimiento tradicional conocido como "rotoscopía", el trabajo de un operador y/o cleaner de MOCAP (basado más en cuestiones de cálculos, programación y entendimiento de algunos programas y aspectos generales del movimiento, que trata de copiar de manera exacta el actuar de una persona, objeto o animal), no califica ni se equipara al trabajo de un animador de verdad, que se apoya en conocimientos artísticos y filosóficos, que tiene una excelente formación no sólo en carácter y en técnica, sino en la manera de ver la vida, de interpretarla, y de plasmar su visión de cada aspecto, cada gesto, cada historia.

Una mente pragmática y analítica no parece ser capaz de entender a la mente creativa y en constante evolución, y viceversa... Aún cuando cada ser humano posee ambos hemisferios para poder percibir y disfrutar, analizar y conceptualizar cada cosa que nuestros sentidos perciben en el mundo que en conjunto habitamos, siempre se nos ha enseñado a desarrollar sólo uno, a limitar tus capacidades, a separar nuestros intereses. Durante la vasta existencia de la humanidad, la historia ha demostrado que la descomposición y distorsión de las mentes adultas, ubicadas en el hemisferio cerebral en el cuál han decidido agazaparse... ciegos, sordos y mudos, obligan a las mentes jóvenes llenas de dudas e ilusiones, de inquietudes y sueños, a resguardarse en alguno de sus hemisferios asustándolos, confundiéndolos, o mintiéndoles, tomando desiciones "sobre ellos" que aumentan su estrés, su angustia, su desilusión... transmitiendo la desición de mantenerse sólo en un hemisferio cerebral, que pueda "protegerlos" y "resguardarlos" de todo el "daño" que "el mundo exterior" puede causarles.

Así, de entre muchos otras carreras y especializaciones que coexisten entre si... se crean los operadores de MOCAP y los ANIMADORES. Unos de mente pragmática, otros de mente creativa, ambos con gran habilidad, ambos con grandes aspiraciones, ambos con grandes deseos de ser los mejores en lo que hacen.

Parece ser nuestro destino permanecer siempre separados, enfocados cada quién en lo que sabe hacer... o se le es dicho que haga... repitiéndonos constantemente que debemos ir hacia arriba, ser los mejores, cumplir con nuestra labor en este mundo, hacerla de manera excelente, como lemmings... todo en aras de un bien común... de poner en alto el nombre de un país, de una empresa, de un estudio. A veces pareciera imposible poder echar a andar ambos hemisferios a la vez, y poder analizar y disfrutar de las cosas... pues nuestra naturaleza egoista nos lleva siempre a inclinarnos por un lado... dependiendo de qué es lo que nos conviene más.

En lo personal siempre trato de equilibrar las cosas, pero ir en contra de la naturaleza humana y del aprendizaje que tengo grabado en mi memoria genética a través de generaciones y generaciones dentro de mi estirpe, no siempre es fácil. Mi lado analítico me permite estudiar las opciones que tengo para tomar una desición acerca de algo... Pero gracias a mi lado creativo he podido tener la locura suficiente para tomar la elección que si bien no es siempre la más adecuada o lógica ya sea por los beneficios económicos o sociales que pudiera conllevar, siempre han sido las más acertadas, pues me ayudan a crecer y a entender desde otros puntos de vista, ver con otros ojos, y no sólo desde mi pobre punto de vista, en todos los niveles. Hago mi trabajo de la mejor manera posible, de manera excelente, pero siempre en aras de mejorar, de crecer, de no estancarme.

Hace poco tuve la oportunidad de ser partícipe de uno de estos eventos en los que se fragmentan los elementos para crear operadores de MOCAP y ANIMADORES... Y estos eventos están formados de tantas situaciones que resulta increíblemente complicado pero a la vez fascinante de presenciar, ver y entender estos pequeños detalles es una habilidad que agradezco aún tener, a pesar de tantos años, tantos miedos y tantos traumas alojados en mi.

Presencié cómo se ejecuta ese proceso en el que las mentes adultas acorralan a las mentes jóvenes para obligarlos a refugiarse en un sólo hemisferio. Y vi cómo las mentes adultas lo llevan a cabo sin miramientos, sin inflexiones en sus voces, sin temblor en su pulso, cumpliendo con su labor en este mundo, de manera excelente, pues habiendo analizado todas las posibilidades, la única iniciativa que tienen en sus mentes es: El fin, justifica los medios. Y vi cómo las mentes jóvenes se trastornaron y reaccionaron... algunas con miedo, algunas con ira, algunas con resignación, algunas con negación... y la mayoría de ellas está ahora viendo en qué lugar de su cerebro se refugiarán, qué camino seguirán, forjando los surcos en sus pieles y sus corazones que los distinguirán en el futuro, la herencia que dejarán cuando ellas sean mentes adultas, y tengan que transmitir su conocimiento, obligándose a ellos mismos, a través de otros a "entender" que el mundo.... "Es así".

Y entre la confusión que este particular evento generó, se gestó la duda, no sólo entre aquellos que me conocen, que han estado cerca de mi, sino dentro y fuera de mi... ¿Podremos seguir unidos? ¿Estaremos juntos a pesar de esto? La respuesta no es difícil de dar... no por haberla pensado, sino porque está de manifiesto desde que nos conocimos... Estamos destinados a seguir en esto, estamos hermanados por gustos afines, pelearemos las mismas batallas, caeremos uno al lado del otro, es nuestra naturaleza, egoista o no... mientras la locura de crear, experimentar, analizar y decidir esté con nosotros, nuestros caminos se cruzarán a través de los años, lo deseemos, o no.

Pero observé también cómo dentro del torbellino de irracionalidad, de gritos y de sentimientos encontrados, se crea una contradicción que, de la manera más irónica y sarcástica que la sociedad tiene de expresar su voluntad, se crea de manifiesto una igualdad y una hermandad entre seres humanos completamente diferentes... No importa si eres hombre o mujer, si cuidas tu aspecto personal, o tu apariencia es un deastre, si tu lenguaje es adecuado o tus palabras son prosaicas, si no tienes una carrera afin, o tienes un doctorado en arte, si eres odiado por los que te rodean, o eres sumamente apreciado... Cuando el proceso de transmisión de memoria genética se ejecute, ambos caerán... bajo las mismas circunstancias, bajo el mismo contrato, con el mismo pago por tus "servicios".

La desición de dividir a Operadores de mocap y a animadores de la academia, es uno más de los procesos para orillarnos hacia un tipo de mentalidad... y aún así, hay excelentes animadores operando sistemas de mocap, y hay excelentes operadores asistiendo y creando herramientas para animadores.

Mi opinión de todo esto? No estoy obligado a tener una, y sin embargo, la tengo... Pero no quiero ser una mente adulta que alimenta el estrés y la confusión de las mentes jóvenes... MI consejo es el que siempre le he dado a los que me conocen, son mis amigos, mis enemigos, han tomado clases conmigo o han platicado dos minutos conmigo...

Si la disyuntiva es decidir entre "SER OPERADOR DE MOCAP" o "SER ANIMADOR"... la pregunta que yo les haría NO sería... "¿Cuál quieres ser?" sino.... "¿Porqué quieres ser sólo UNO?"

TOZANI

sábado, 23 de abril de 2011

domingo, 6 de marzo de 2011

Nuevos Sketches
































domingo, 20 de febrero de 2011

Tsunami 19

La nueva convención de Mérida hace su arribo en Marzo de este año. Aqui la ilustración del poster.

sábado, 19 de febrero de 2011

Bocetos Nuevos

Hacia mucho que no andaba por aqui.

























































domingo, 16 de enero de 2011