domingo, 10 de mayo de 2009

Algo pasa.

Cuando uno mira hacia atrás por un momento, no por añoranza de los viejos tiempos, sino por un mero recuento de los daños, hay épocas en las que uno ve gran cantidad de trabajo, una evolucion creativa, pasión en el trabajo, meses o semanas productivas. Pero en estos días no hay mucho de eso. Mucho de lo que he hecho en los últimos meses no se separa por mucho de lo que hacía el año pasado, la evolución que he tenido ha sido poca, y los procesos creativos se repiten una y otra vez, sin una marcada experimentación.

Mucho del material realmente bueno que he realizado, se queda en la oscuridad por cuestiones de seguridad empresarial, pues la publicidad exige que este material no sea mostrado por ningún medio. Hay proyectos muy interesantes también, de los que tampoco se puede hablar, ni mostrar nada, y es un poco frustrante que las personas que visitan mis galerías, ya por afición, ya porque buscan un portafolios interesante, no encuentran algo realmente satisfactorio.

Espero esta etapa pase pronto, pues no alienta lo suficiente, no es inspiradora, ni emocionante, y eso desafortunadamente se refleja en el trabajo. Queda poco tiempo para practicar cosas nuevas, y aunque a fin de cuantas uno hace todo lo posible por seguir, si el camino no tiene realmente una finalidad artística propositiva, a veces es como caminar sobre lodo.

Les dejo algunas ilustraciones que de hecho creo que reflejan bastante bien mi sentir.
Publicar un comentario