jueves, 24 de abril de 2008

Qué Rico.

En la ilustración que decora esta entrada... mi gran amiga Vanessa, hecha con colores de madera. No se parece mucho, aún no estoy acostumbrado a controlar mis trazos en papel, pero vamos avanzando.

Me gusta la palabra "Rico"... no la ascepción materialista, que hace referencia a la abundante posesión de bienes monetarios, la parte negativa del adjetivo. Me gusta cuando se usa con "Qué rico"... es una frase que te hace recordar momentos especiales, lleva atrás a tu memoria y te brinda sensaciones, olores, sabores, texturas, sonidos que han sido de alguna manera buenos momentos en la vida...

Cuando cansado de caminar entré a ese pequeño café, me senté en la pequeña mesa de un costado con iluminación tenue y al probar el té de hierbas y sentir el vapor en tu cara y dije..
"Qué rico..!"

Cuando después de horas brutales de trabajo, me recosté en la cama, cálida, suave y esa linda persona te da un masajito con olor a menta y pensé..
"Qué rico..!"

Cuando probé por primera vez el pastel de mousse de Zarzamora y dije..
"Qué rico..!"

Cuando hacía mucho calor en verano y probé ese jugo de naranja recién hecho y dije...
"Qué rico..!"

Cuando paseando por los viveros, la fina lluvia veraniega enfatizó el olor de los pinos y eucaliptos y levanté la cara y dije..
"Qué rico..!"

Cuando abrazas fuertemente a esa persona especial... y te dice... "Qué rico..!"
Publicar un comentario